AUTOESTIMA Y CLOWN

La autoestima determina, en gran medida, nuestra manera de estar en este mundo y es clave en la relación con las demás personas. Pensamos que, como en tantas otras cosas, los payasos y las payasas tienen mucho que enseñarnos en este sentido.

Nathaniel Branden (psicólogo canadiense) dice que la autoestima tiene dos componentes: un sentimiento de capacidad personal y un sentimiento de valía personal. Nos parece una forma sencilla y práctica de definir este concepto porque nos permite desmenuzarlo y entenderlo desde una óptica clown.

Los payasos y las payasas tienen una buena autoestima de serie porque, desde el principio de su existencia, confían en sus posibilidades y se sienten aptos para la vida. Cada clown, desde su origen, sabe que tiene una capacidad creativa ilimitada (como cualquier ser humano que se la permita) para abordar de una forma flexible y singular cualquier devenir que le acontezca. Desde su nacimiento, cualquier clown considera que puede hacer frente a los problemas que le surgen y no solo eso, además, cree que puede superarlos. Cualquier clown tiene una actitud activa y positiva ante las oportunidades que se le presentan y evalúa notablemente sus ideas, sus acciones y sus emociones. Cualquier clown se ilusiona con sus capacidades y las valora como adecuadas, las acepta y las subraya, sin juicio ni perjuicio. Cualquier clown vive apasionadamente y tiene una buena opinión de lo que dice, de lo que hace y de lo que siente, desde la humildad, la ternura y la inocencia que le caracterizan. Cualquier clown, desde que nace, se compromete con la vida y es el simple hecho de existir lo que le motiva suficientemente para ser feliz.

AUTOESTIMA

Y eso no le convierte en un ser arrogante, autocomplaciente o sobrevalorado; al contrario, le convierte en un ser adorable, entrañable y divertido. Por eso nos inspira, porque nos gusta estar cerca de personas que se tienen en buena consideración y estima, que se valoran y se aceptan porque se sienten suficientes y válidas sin necesidad de competir con el resto.

“Desarrollar la autoestima es desarrollar la convicción de que uno es competente para vivir y merece la felicidad”. La confianza que cada payasa tiene en sí misma, el respeto que cada payaso tiene hacia sí mismo y el permiso que se dan para sentir idoneidad, honestidad e integridad son un estímulo para cualquier persona.

Si hay una parte de ti, tu parte payasa, preparada para sentir su capacidad y su valía personal, ¿POR QUÉ NO TODO TÚ?

Amaia Prieto y Jesús Jara