Cocido de narices

 

Ingredientes

Emociones

Problemas

Amor

Humor

Risas

Tonterías

Miradas

Autoestima

Entusiasmo

Ternura

Humanidad

Inocencia

Autenticidad

Curiosidad

Pasión

Narices

Salsa roja

 

Preparación

Lo primero es disponer de una cazuela de barro de la Madre Tierra para elaborar este plato y haber puesto las narices a remojo en salsa roja la noche anterior.

Comenzamos echando un buen chorrito de humanidad en el recipiente a fuego lento. Cuando haya alcanzado temperatura, hacemos un sofrito de inocencia, autenticidad, curiosidad y pasión, mezclando bien. Al cabo de cinco minutos, añadimos unas gotas de entusiasmo y un pellizquito de ternura.

Cuando esté espesando, incorporamos la salsa roja en la que estuvieron a remojo las narices, junto con los problemas y las emociones. Lo llevamos todo a ebullición y espumamos cuidadosamente para eliminar todas las toxinas de las emociones menos luminosas.

Es el momento de añadir las risas cortadas en dados, las tonterías en rodajas, unas cuantas miradas enteras y sazonarlo todo con humor, dulce o picante, según el gusto.

Dejamos todo a fuego lento durante 30 minutos aproximadamente, lo dejamos reposar y, antes de servirlo, lo espolvoreamos con una ralladura de autoestima.

¡Buen provecho!

cocidonarices